Berlín, Alemania.

La canciller alemana, Angela Merkel, abogó en su videomensaje semanal publicado hoy por una rápida expulsión de los peticionarios de asilo procedentes de Túnez cuyo derecho de permanencia en el país europeo haya sido denegado por las autoridades.

Esta es una idea que la mandataria defenderá este martes durante la visita que realizará el presidente tunecino, Youssef Chahed, a Berlín. Durante el encuentro, Merkel insistirá en la necesidad de que se trabaje con celeridad en este ámbito, “sobre todo cuando se trate de la expulsión de potenciales terroristas”.

Merkel señaló en su mensaje sabatino que por parte del Ejecutivo de Túnez existe buena disposición para mejorar la colaboración bilateral en este campo.

Asimismo, insistió en la importancia de catalogar a Túnez, Argelia y Marruecos como países de origen seguros.

De esta forma, las autoridades alemanas podrían acelerar las expulsiones de ciudadanos provenientes de estos Estados al considerar que no existe razón objetiva para concederles el derecho de asilo en en la primera economía europea.

En Alemania, la deportación de solicitantes de asilo procedentes de Túnez acaparó recientemente una gran atención debido a que, precisamente de ese país era originario Anis Amri, el autor del atentado perpetrado en diciembre en un mercado navideño de Berlín que se cobró la vida de 12 personas.

Sobre el terrorista pesaba una orden de expulsión de Alemania que nunca llegó a producirse. Para evitar que un caso similar se volviese a repetir, el Gobierno de Merkel aprobó tres semanas después de ese atentado un paquete de medidas contra potenciales terroristas.

Entre ellas, se dio luz verde a la introducción de tobilleras electrónicas para vigilar a sospechosos de terrorismo y se aprobaron modificaciones legales que permiten la detención de potenciales islamistas durante un periodo de hasta 18 meses antes de ser expulsados a su país de origen.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here