encuentran a activista trans
Fotografía: AFP

San Salvador, El Salvador.

Las autoridades de El Salvador localizaron este sábado en un caudaloso río el cadáver de Jade Camila Díaz, una mujer transgénero de 27 años que estaba desaparecida desde el martes en el departamento de Morazán, noreste del país, informaron distintas fuentes.

“Lamentamos informar que se ha encontrado el cadáver de Jade Díaz en aguas del río Torola”, informó la Fiscalía General de la República (FGR) por medio de su cuenta en Twitter.

Por su parte, la asociación Comcavis Trans a la que pertenecía Díaz, por medio de su presidenta, Bianka Rodríguez, declaró a la AFP que tenían la esperanza de encontrarla con vida.

La fallecida activista estaba construyendo un colectivo de mujeres trans en San Francisco Gotera, capital provincial de Morazán, y había ayudado a la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y al gobierno salvadoreño a elaborar “un mecanismo de respuesta” a la crisis humanitaria de desplazamiento forzado y migración.

El asesinato de Jade es el segundo de una mujer trans en El Salvador que se produce en menos de quince días, luego de que Anahy Miranda Rivas también fuera atacada por desconocidos a fines de octubre. En lo que va del año seis mujeres trans han sido asesinadas.

El cadáver de Jade Díaz, cuyo nombre de pila era Ricardo Manrique Díaz, fue localizado “amarrado de manos y con un bolsa con piedras”, señaló Bianka Rodríguez, quien en septiembre pasado recibió el Premio Nansen 2019 que otorga la ACNUR por su lucha en favor de la comunidad LGBTI.

La Fiscalía aseguró que se estima que tenía de tres a cuatro días de fallecida y “la causa de su muerte será determinada en su autopsia”.

“Mi querida Jade Díaz, el sistema te falló, el Estado te falló, una lideresa como tú parte a una mejor vida, valoro todos tus aportes en la construcción de una sociedad justa, lloro tu pérdida y exigiré que tu crimen no quede impune”, escribió Rodríguez en su cuenta en Twitter.

Por su parte, la directora de Aspid-Arcoiris Trans, Mónica Linares, comentó a la AFP que ve “con preocupación” que el Estado salvadoreño “no se pronuncie contra las muertes LGBTI” y que los casos “sigan impunes” y sin presuntos responsables detenidos.

Organizaciones que promueven la diversidad sexual estiman que la expectativa de vida de una mujer trans en El Salvador no sobrepasa los 35 años.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here