Ottawa, Canadá.

Los líderes del G7 no deben tener temor de alcanzar acuerdos sin el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la próxima cumbre del grupo; aunque la unanimidad es siempre preferible, dijo el mandatario francés Emmanuel Macron el jueves.

“El G7 es una oportunidad para unirnos y tener discusiones francas, abiertas, entre naciones que han sido aliados y amigos durante largo tiempo”, dijo Macron en una conferencia de prensa conjunta con el primer ministro canadiense Justin Trudeau.

“Habrá temas en los que el presidente (de EEUU) no estará totalmente en sintonía con los otros, pienso por supuesto en el cambio climático y comercio, dijo el mandatario francés.

“Nuestro objetivo común es tratar de encontrar un texto que pueda ser firmado por todos. (…) Dicho esto, concuerdo con lo que dijo Justin Trudeau muchas veces: el deseo de firmar una declaración común del G7 no debe ocultar la necesidad de respetar el contenido”, explicó.

“Los europeos y japoneses no estamos dispuestos a acordar en todo para obtener la firma de Trump“, dijo, agregando que ello sería un “error”.

“Es risible decir que Canadá, Francia … puedan representar una amenaza para la seguridad de Estados Unidos, dado que somos los mejores aliados que Estados Unidos haya tenido en largo tiempo, dijo por su parte Trudeau en la conferencia de prensa, refiriéndose a las tarifas impuestas por Trump.

Ambos líderes, que se reunieron en Ottawa antes de dirigirse a Québec para la cumbre de dos días con el Grupo de los 7, subrayaron que los aranceles a las importaciones de acero y aluminio también afectarán a los trabajadores estadounidenses.