Washington, Estados Unidos.

Ivanka, hija del presidente estadounidense Donald Trump, aceptó la invitación de la canciller alemana, Angela Merkel, para asistir el mes próximo a una conferencia sobre el papel de la mujer en el marco de las reuniones previas a la cumbre del G20 que se celebra en Alemania a principios de julio.

“A la espera de trabajar juntos en Berlín el mes próximo para promover el papel de la mujer en la economía y el futuro de nuestra fuerza laboral global #W20‬”, escribió en Facebook en la noche del domingo la diseñadora de modas reconvertida en asesora presidencial.

El W20 (W por “women”, mujeres) es un foro de diálogo que se llevará a cabo auspiciado por el G20, el grupo que reúne a los 20 principales países desarrollados y emergentes del planeta y cuya presidencia ostenta actualmente Alemania.

La decisión de Merkel de invitar a Ivanka Trump a Berlín para la conferencia se considera un gesto hacia Donald Trump para su participación productiva en la cumbre de julio del G20 en la ciudad de Hamburgo, a la que se espera acuda.

El W20, que representa a mujeres empresarias, de la ciencia y la comunidad en general, se reunirá el 25 y 26 de abril en la capital alemana para abordar la participación de la mujer en el mundo laboral, así como el acceso a la financiación de las emprendedoras y formas de cerrar la brecha digital entre los géneros.

Bautizada por los medios como la “First Daughter”, la “primera hija” por su papel casi de primera dama, el objetivo declarado por Ivanka Trump en la Casa Blanca es ayudar a que la administración se centre en los asuntos que afectan a las mujeres, en particular el mercado laboral.

La visita a Berlín será el primer viaje internacional de Ivanka Trump desde la llegada a la Casa Blanca de su padre en enero. Ivanka, de 35 años y una de las más estrechas asesoras de su padre, se reunió con Merkel durante la visita de esta última a la Casa Blanca a mediados de este mes.