Berlín, Alemania.

El Gobierno alemán, por iniciativa del responsable de la cartera de Justicia, el socialdemócrata Heiko Maas, dio luz verde hoy en Consejo de Ministros a la rehabilitación de los homosexuales condenados por una antigua ley heredada de la época nazi.

Con la aprobación de este proyecto de ley, el Ejecutivo germano da un paso para revocar las condenas dictadas en base al artículo 175 e indemnizar a los afectados con un pago de 3 mil euros a los que se sumarían otros 1,500 euros más por cada año o parte del mismo que las víctimas “hayan sufrido privación de libertad”.

Hasta 1969 los comportamientos homosexuales estaban penados en Alemania. Quien fuera condenado entonces vive aún hoy en día con una mancha penal en su expediente.

La República Federal de Alemania adoptó el artículo 175 del código penal establecido en 1935 por los nacionalsocialistas, dos años después del ascenso de Adolf Hitler al poder.

Hasta su derogación en 1969 cerca de 50 mil hombres fueron condenados en parte a varios años de prisión. Después aún fueron penados 3,500 personas más. A partir de ese año las relaciones homosexuales entre adultos dejó de ser delito, pero hasta 1994 siguieron estando prohibidas las relaciones entre menores del mismo sexo. En la República Democrática Alemana (RDA), el artículo 175 se derogó ya en 1968.

El ministro de Justicia de Alemania, Heiko Maas, calificó las condenas a los homosexuales como una “vileza del Estado de derecho”.