Hong Kong, China.

El gobierno de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK) de China anunció hoy que las máquinas expendedoras en instalaciones del gobierno suspenderán la venta de agua en botellas de plástico de un litro o menos para reducir los desechos de plástico.

La nueva política, que entrará en vigor partir del 20 de febrero de 2018, abarcará complejos deportivos, sitios de presentaciones, oficinas y parques administrados por el gobierno, dijo el Departamento de Protección del Medio Ambiente del gobierno de la RAEHK, citado por la radio local RTHK.

Se harán exenciones en circunstancias especiales como “operaciones ad hoc, trabajos prolongados al exterior o situaciones de emergencia“, explicó el departamento.

El secretario de Medio Ambiente del gobierno de la RAEHK, Wong Kam-sing, dijo que la medida pondrá un “ejemplo ecológico” en la promoción de la reducción de basura.