Cientos de indígenas lencas se movilizaron este miércoles en Honduras para exigir que una comisión internacional investigue el asesinato de la ambientalista Berta Cáceres, perpetrado en marzo pasado.

Coreando consignas como “Berta vive, la lucha sigue”, unas 500 personas, entre indígenas que llegaron de sus comunidades en el oeste del país y otras que se les sumaron en la capital, marcharon por Tegucigalpa y se concentraron frente al edificio del Ministerio Público.

“Exigimos la instauración de una comisión independiente de investigación mediante un grupo internacional e imparcial de expertos, propiciados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (…) que llegue a la verdad y el fondo de este vil crimen”, dijeron los manifestantes en un comunicado.

Advirtieron que no confían en la institucionalidad hondureña que tiene a su cargo la investigación porque es la misma que intentó criminalizar a los movimientos sociales.

Cáceres, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas (Copinh), fue asesinada a tiros por desconocidos que la madrugada del 3 de marzo entraron a su casa en la comunidad occidental de La Esperanza.

Cinco personas están presas por el caso, incluido un alto empleado de la empresa Desarrollos Eléctricos S.S. (DESA), que había amenazado a Cáceres por oponerse con movilizaciones de los indígenas contra la construcción de una represa en el río Gualcarque, que atraviesa las comunidades lencas.

Miembros del Copinh anunciaron que la marcha del miércoles marca el inicio de los levantamientos para exigir justicia por la muerte de Cáceres.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here