Fotografía: La prensa
Tegucigalpa, Honduras.

Las autoridades de Honduras decomisaron en 2018 unas 2 mil 413 armas de distinto calibre, de las que 123 son de alto poder que eran utilizadas por bandas criminales y serán destruidas, informó hoy una fuente oficial.

Todas las armas fueron decomisadas por la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), dijo a periodistas el portavoz de la misma institución, José Coello.

Agregó que desde que la Fusina inició operaciones, en 2014, han sido decomisadas 13 mil 800 armas.

Coello señaló que en 2017 la Fusina decomisó 3017 armas de fuego a nivel nacional por tenencia ilegal.

La violencia en Honduras deja un promedio de diez a doce muertos diarios y las armas de fuego, en más de un 80 por ciento, son las que más son utilizadas por los criminales, según fuentes oficiales.