Santo Domingo, República Dominicana 

 

El laureado escritor peruano Mario Vargas Llosa recibió el Premio Internacional de Literatura Pedro Henríquez Ureña, que otorga el gobierno dominicano, bajo protestas de grupos que lo consideran enemigo del país por sus críticas a controvertidas medidas migratorias locales.

“¡Qué magnífica demostración de tolerancia (…) está dando el gobierno dominicano!”, declaró el premio Nobel de Literatura al recibir la noche del lunes el galardón, dotado de 25 mil dólares, un gesto que había sido criticado por el propio vocero presidencial Roberto Rodríguez Marchena como una “imprudencia política”.

El autor de La Fiesta del Chivo, novela inspirada en la dictadura dominicana de Rafael Leonidas Trujillo (1930-61), dijo en el teatro nacional, donde fue ovacionado, tener con República Dominicana “una historia de amor, tempestuosa, tropical y caribeña”, que no está exenta de diferencias. 

Vargas Llosa respondía a los disgustos que todavía genera en sectores conservadores y ultranacionalistas por un artículo que publicó el 3 de noviembre de 2013 en el diario español El País, titulado “Los parias del Caribe”.

Esos sectores acusan a Vargas Llosa de desacreditar al país por llamar “aberración jurídica” la sentencia del Tribunal Constitucional de 2013, que negaba la nacionalidad a descendientes de inmigrantes quien ingresaron sin documentos, retroactivo a 1929.

“Parece directamente inspirada en las famosas leyes hitlerianas de los años treinta dictada por los jueces alemanes nazis para privar de la nacionalidad alemana a los judíos”, escribió entonces.

El recién instalado ministro de Cultura y exembajador ante la OEA, Pedro Vergés, se refirió al tema en su discurso en el acto, que además dejó abierta la XIX Feria Internacional del Libro. El intelectual calificó el gesto como “una prueba del talante abierto de las autoridades dominicanas”.

“Abrigo la esperanza de que, por encima del disgusto de algunos, la premiación de hoy sirva para fortalecer el confesado afecto por el país” del homenajeado, dijo Vergés, quien protagonizó en sesiones de la OEA encarnizadas defensas de las medidas migratorias del Estado dominicano.

El galardón, cuyo nombre honra a un destacado lingüista dominicano, lo entregó el cantautor José Antonio Rodríguez, quien era ministro de Cultura cuando se anunció que el premio, en su tercera entrega, había recaído sobre Vargas Llosa.

En febrero, un jurado internacional independiente concedió la premiación al escritor peruano “por su prodigiosa obra narrativa, ensayística y teatral”.

Ante el veredicto del jurado y la decisión del Gobierno de acatarla, se alzaron voces de protesta que se hicieron sentir con varias manifestaciones de decenas de personas.

Vargas Llosa “le ha hecho mucho daño al pueblo dominicano cuando en foros internacionales nos acusa de ser los nazis del Caribe” declaró Luis Acosta Moreta, dirigente de un pequeño grupo de derecha, aliado al oficialismo.

En una carta al Ministerio, la opositora Fuerza Nacional Progresista (FNP, derecha) calificó de “injusto” el galardón al Premio Nobel, “por sus afrentas e infamias contra el país”.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here