filtración datos alemanes
Fotografía: bsomultimedia
Berlín, Alemania.

El Gobierno de Alemania confirmó hoy que fueron filtrados en Internet los datos personales y documentos de cientos de políticos y personalidades de la vida pública.

La filtración afecta a “todos los estamentos”, es decir, a políticos del Parlamento alemán, del Parlamento europeo, de hemiciclos regionales e incluso a autoridades municipales, señaló Martina Fietz, viceportavoz de la canciller alemana, Angela Merkel.

Fietz advirtió que algunos datos podrían ser falsos.

La cancillería tuvo conocimiento del hecho el jueves por la noche. La vocera aseguró que no se filtraron datos sensibles de la jefatura de Gobierno ni de la canciller Angela Merkel. Poco antes se supo que también la mandataria se había visto afectada por la filtración masiva.

El Gobierno alemán no sabe aún si los datos fueron captados a través de un ataque de hackers, dijo un portavoz del ministerio del Interior. Las autoridades de seguridad constataron que se trata de “paquetes de datos relativamente actuales y también otros de más antiguos”.

Círculos del Ejecutivo germano dijeron a dpa que también podría tratarse de una filtración a través de una persona con acceso a datos sensibles. Hasta ahora se sabe que los datos no salieron de la red informática gubernamental.

Según informó el ministerio del Interior, el centro alemán de defensa de ataques cibernéticos asumió la coordinación de las tareas destinadas a cerrar el acceso público a los datos en cuestión.

La mayor parte de los datos filtrados son números de teléfonos móviles y direcciones, pero en algunos casos también fueron publicados datos personales como documentos de identidad, chats, cartas, facturas o información de tarjetas de crédito, aunque no está claro si se trata de datos auténticos.

Todavía se desconoce la identidad del responsable de la filtración. El propietario de la mencionada cuenta de Twitter se presenta como una persona activa en el ámbito de la investigación de seguridad, del arte, de la sátira y la ironía.