Habbaniyah, Irak.

Las fuerzas gubernamentales iraquíes luchaban este martes en los límites de Al Qaim, la ciudad más grande que aún mantiene bajo control el grupo Estado Islámico (EI) en Irak, preparando el asalto final a este feudo yihadista.

El Mando de Operaciones Conjuntas iraquí señaló que las tropas gubernamentales, apoyadas por aviones de combate estadounidenses y combatientes tribales sunitas, recuperaron la aldea de Al Obeidi, a unos 20 kilómetros de la frontera con Siria, y al este de Al Qaim.

Los combatientes del Estado Islámico resistieron ante el avance de las tropas (iraquíes), pero la mayoría se replegó hacia posiciones en el centro de Al Qaim“, señala en un comunicado.

Al Qaim, aledaña al árido desierto que se extiende a lo largo del río Éufrates es actualmente el último feudo en Irak del denominado “califato” del EI, declarado cuando el grupo yihadista ocupó territorios en este país y Siria, en 2014.

Irak lanzó el jueves una ofensiva en la región de Al Qaim, que también incluye la localidad más pequeña de Rawa, para finalizar una campaña durante la cual echaron a los yihadistas de su gran bastión urbano de Mosul, en julio pasado.

Al Obeidi era “uno de los sitios más importantes para los combatientes del EI, que se encontraban allí en gran cantidad“, dijo a la AFP un comandante de la milicia tribal local.

Tenían escondites de armas y lugares para fabricar explosivos y preparar a los atacantes suicidas“, añadió.

Desde el comienzo de esta ofensiva, durante la semana pasada, las fuerzas gubernamentales también retomaton una planta de fabricación de cemento y otra de procesamiento de fosfato, dijo el comandante de las operaciones, general Abdel Amir Yaralá.