Fotografía: AFP
París, Francia

El gobierno francés dio este lunes luz verde al inicio de las obras de la villa olímpica de los Juegos-2024, que albergará a los deportistas en las afueras de París, en Seine-Saint-Denis, la zona más pobre de la Francia metropolitana.

Al término de unas obras cuya duración está prevista en tres años, el lugar, de 51 hectáreas, albergará a cerca de 15.000 deportistas y árbitros en 2024 antes de que dé paso a un nuevo barrio, con más de 3.000 viviendas en 2025.

A cinco años de los Juegos Olímpicos, el primer ministro galo Édouard Philippe defendió el legado que dejará la cita olímpica, cuya factura provisional asciende a 6.800 millones de euros, destacando su utilidad posterior para el territorio y la población.

“Si queremos que sean exitosos, es necesario que toda esta organización, esa financiación, esa movilización, no desaparezca en el momento en que se apague la llama olímpica. Todo eso debe durar”, insistió.

Algunas voces se han alzado contra el proyecto de la villa olímpica, que eliminará una zona que alberga más de una veintena de empresas, tres escuelas, un hotel, una residencia estudiantil y una residencia para trabajadores extranjeros.