El volcán Calbuco registró dos violentas y sorpresivas erupciones en las últimas horas tras medio siglo de inactividad, obligando a evacuar a casi 5.000 personas y manteniendo en vilo este jueves a regiones turísticas del sur chileno y argentino por el alcance de sus cenizas.

Tras permanecer dormido por 54 años, desde el macizo emanaron gigantescas columnas de gases y material incandescente que provocaron asombro en las ciudades de Puerto Montt, Puerto Varas y poblados aledaños, ubicados a unos 1.300 km al sur de Santiago.

La zona es una de las más visitadas por turistas de todo el mundo, maravillados por la belleza de sus extensos lagos, caudalosos ríos y abundante vegetación, rodeada de volcanes.

“La gente tenía más expectación que temor y se acercó a las orillas del (lago) Llanquihue, donde tomó fotografías”, dijo a la AFP Álvaro Ascencio, un poblador que observaba de madrugada la actividad del volcán desde su automóvil.

“Yo venía de turismo a Chile por tres meses pero no me esperaba esto. La erupción fue increíble (…) Mis vacaciones están pagadas con el espectáculo del Calbuco”, relató por su parte Cody Fritz, un turista estadounidense de 30 años.

En Puerto Varas, el comercio y el resto de las actividades se desarrollaban con relativa normalidad esta mañana, aunque todos estaban con un ojo puesto en el volcán, del cual los separa unos 40 km de distancia.

La primera erupción se registró cerca de las 18H00 (21H00 GMT) del miércoles, mientras que la segunda ocurrió unas siete horas después.

El primer pulso eruptivo se extendió por casi 90 minutos y tuvo un nivel de 4-5, en una escala que va de 0 a 8. El segundo, más enérgico, se extendió hasta la 08H40 de este jueves, de acuerdo con el Servicio Nacional de Geología y Minas (Sernageomín).

Las autoridades no descartan una tercera erupción en las próximas horas.

“No sabemos cómo va a evolucionar. Es bastante impredecible”, dijo la mañana de este jueves la presidenta Michelle Bachelet, que partirá en las próximas horas a la zona. 

No obstante, se espera que una nueva erupción no afecte un área superior a los 21 km de radio alrededor del volcán, desde donde ya se evacuaron a cerca de 5.000 personas.

“Cualquier dificultad que se pudiese producir por un nuevo pulso o material eruptivo no afectaría en ningún caso en un área superior a la que hemos definido hasta ahora de 21 km”, dijo el viceministro del Interior, Mahmud Aley.

Hasta ahora, el despertar del Calbuco no había provocado víctimas. Sólo se reportaba como desaparecido a un andinista de 21 años.

Gigante dormido

El Calbuco registró su última erupción en 1961. En 1972 hay registros de una leve actividad, pero no de erupción, de acuerdo al Sernageomín.

Su erupción tomó por sorpresa a la población pues no hubo alertas previas. Los habitantes del sur chileno tenían sus ojos puestos en otro volcán, el Villarrica, ubicado más al norte, que se mantiene bajo alerta naranja desde hace varias semanas.

La erupción del Calbuco obligó a decretar alerta roja en Puerto Montt y Puerto Varas, junto al “Estado de excepción constitucional” y “zona de Catástrofe” en la provincia de Llanquihue y en la comuna de Puerto Octay, lo que significa que las Fuerzas Armadas toman el control de esa región.

Las clases fueron suspendidas, al igual que los vuelos.

Las peligrosas cenizas 

El mayor daño esperado se produciría por la acumulación de cenizas y los eventuales aluviones por el derretimiento de nieve alrededor del macizo.

Hay “una probabilidad de escurrimiento de lava desde el volcán, lo que pudiera llegar a tener derretimiento de hielo y por tanto la posibilidad de lahares (aluviones)”, dijo en un anterior mensaje la presidenta Bachelet.

Las cenizas ya habían comenzado a caer en Puerto Montt y Puerto Varas, y también en vecinas localidades argentinas, según reportaban medios locales.

“Las cenizas pueden generar estropicios en los campos, animales, forrajes, puentes, caminos, el trabajo, el turismo y sin duda la salud”, advirtió Bachelet, que llamó a la población a protegerse con mascarillas.

En la ciudad argentina de Bariloche, 1.630 km al sur de Buenos Aires, se suspendieron las clases este jueves y en los centros sanitarios se atendían sólo emergencias.

En 2011 la región patagónica argentina resultó gravemente afectada por la erupción del volcán chileno Puyehue, cuya nube de cenizas superó los 10 km de altura y afectó a ciudades de Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil.

Chile tiene unos 90 volcanes activos, de los cuales el Calbuco es uno de los más peligrosos.

El 3 de marzo pasado hizo erupción el volcán Villarrica, cerca de la ciudad de Temuco, a unos 800 km al sur de Santiago, obligando a la evacuación de más de 3.600 personas.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here