Al menos 14 personas murieron y nueve continuaban desaparecidas el lunes tras las inundaciones del domingo en la capital georgiana, Tiflis, donde un ejército de voluntarios seguía despejando las calles devastadas por el agua y el lodo.

Además de los 14 muertos (uno más que en el balance precedente), nueve personas continuaban desaparecidas, precisó una responsable gubernamental, Mindia Janelidze. 

El domingo, lluvias torrenciales provocaron la crecida del pequeño río Vere, que bordea el zoológico de Tiflis. Numerosos animales salvajes escaparon y al menos 300 se ahogaron.

Todos los que huyeron han sido capturados o considerados muertos, declaró la portavoz del zoológico, Mzia Charachidze.

“Ocurrió todo en dos minutos”, contó Bela Gvelessiani, cuya casa fue arrastrada por la crecida. 

“Miré por la ventana y vi el río en mi jardín. No me acuerdo de cómo logramos salir. El agua nos llegaba por los tobillos y un segundo después, por el cuello”, explicó.

“Mi casa quedó completamente destruida pero pienso en mis vecinos, en los que están muertos o desaparecidos”, lamentó otra mujer, Doussia Tsiklauri.

“Vi a un hombre agarrarse a una farola en medio del torrente. Pedía ayuda pero nosotros no podíamos hacer nada”, recordó otro habitante, Aleko Kortotachvili.

Varias decenas de familias se encuentran en la calle, según el ayuntamiento, ya que el agua destruyó e incluso llegó a arrancar, literalmente, ciertas viviendas de sus cimientos. 

Los daños iniciales evaluados ascienden a unos 13 millones de euros, aunque podrían ser “mucho más elevados”, dijo a la prensa el ministro de Finanzas, Nodar Khadouri.

Entre las víctimas mortales hay miembros de los equipos de salvamento y tres empleados del zoológico; el director del establecimiento y su mujer casi mueren tratando de salvar a las fieras.

“Hicimos todo para salvar al mayor número posible”, explicó el director del zoológico, Zourab Gourielidze, a la televisión georgiana. 

Los animales que presentaban un peligro para las personas, sobre todo los tigres y los leones, fueron abatidos por fuerzas especiales; dos oseznos, encontrados a varios kilómetros del zoológico, lograron salvarse.

Tiflis se convierte con frecuencia en escenario de inundaciones mortales. En mayo de 2012, cinco personas murieron en riadas similares.

“Fue el Apocalipsis. Jamás había visto una tragedia así en mi vida”, aseguró otro habitante, Giorgi Nakachidze.

 

Banner opinion

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here