Shanghai, China.

El fabricante estadounidense de coches eléctricos Tesla construirá una planta en Shanghái capaz de producir 500.000 automóviles al año, anunció este martes el gobierno de la ciudad china.

Este acuerdo es la primera gran inversión en el extranjero de Tesla, que quiere internacionalizarse a pesar de las recientes tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

El gobierno de Shanghái explicó que la planta se construirá en el distrito de Lingang e incluirá instalaciones tanto de fabricación, como de investigación y desarrollo.

El mes pasado Tesla, presidida por Elon Musk, anunció a sus accionistas que estaba negociando con las autoridades chinas constituir coches eléctricos y baterías en el país.