El volcán Villarrica, en el sur de Chile y uno de los más activos del país, entró en erupción la madrugada de este martes, provocando la evacuación de unas 3,000 personas de zonas aledañas al macizo, informó la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi).

Cerca de las 03H00 (06H00 GMT), se elevó la alerta a roja y se decretó la evacuación de unas 3.605 personas, además de la suspensión de clases en colegios de las comunas de Pucón, Villarrica, Curarrehue y Coñaripe, ubicadas a los pies del macizo, de acuerdo a la Onemi.

A esa hora las autoridades locales hicieron sonar las alarmas de emergencia de bomberos, ante la visible salida de lava desde el cráter del volcán, ubicado cerca de la ciudad de Temuco, a unos 800 km al sur de Santiago.

La evacuación se realizó sin mayores incidentes, con las miles de personas trasladadas en calma hasta lugares a resguardo de la erupción.

“El macizo registra una columna de cenizas y material particulado que alcanza alturas cercanas a los 3 kilómetros”, de acuerdo al último reporte del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

En relación con la actividad del cráter, “se ha intensificado, lo que evidencia ahora un proceso eruptivo de mayor energía y carácter continuo”, agrega el reporte.

El volcán Villarrica, en el sur de Chile y uno de los más activos del país, hizo erupción la madrugada de este martes, lanzando espectaculares lenguas de lava pero sin causar mayores estragos en las zonas aledañas al macizo.

Después de semanas en que se había registrado un aumento de su actividad, el volcán despertó cerca de las 03H00 de la madrugada (06H00 GMT), lanzando luminosas columnas de lava que en el momento de máxima intensidad alcanzaron los ocho kilómetros de extensión.

La sucesión de explosiones en tonalidades anaranjadas en el cráter del volcán iluminaron por cerca de dos horas una despejada noche en el sur de Chile, para luego comenzar a decaer.

Con la llegada del día, no eran visibles ni llamas ni columnas de cenizas desde el cráter volcán, considerado uno de los más activos de Chile y Sudamérica.

“Es un volcán que es activo, (pero) que en este momento se ha calmado”, dijo la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, transcurridas diez horas desde la erupción.

Después de liderar una reunión de emergencia en Santiago, Bachelet se trasladó hasta la localidad de Pucón, a unos 15 km del macizo, para hacer un sobrevuelo al volcán y encabezar otra reunión de emergencia con las autoridades locales.

Hablando ante los medios, la mandataria hizo un llamado a la calma y dijo que el volcán estaba siendo monitoreado muy de cerca por las oficinas técnicas. Anunció, además, que decretó a algunas comunas como zona de “emergencia agrícola”, lo que les permitirá hacer frente a las consecuencias de la erupción volcánica y una persistente sequía.

Evacuación en calma 

Cuando el volcán hizo erupción, las autoridades decretaron la alerta roja y dispusieron la evacuación de unas 3.605 personas de las comunas de Pucón, Villarrica, Curarrehue y Coñaripe, ubicadas a los pies del macizo.

Después que fueron activadas las alarmas de emergencia de bomberos, miles de personas hicieron abandono de forma pacífica de sus hogares, para ubicarse en zonas de seguridad alejadas al macizo.

Tras siete horas desde la erupción, las autoridades decidieron levantar la alerta roja en las zonas urbanas, aunque la mantuvieron por 24 horas más en un perímetro de 10 km alrededor del volcán.

“Se ha determinado mantener la alerta roja en un perímetro del 10 km del cráter (…), pero el resto del territorio fuera del anillo de 10 km pasa a alerta amarilla”, dijo el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, al entregar un reporte en la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi).

Con el descenso del nivel de alerta, la población podía permanecer en sus hogares o lugares de trabajo. También fueron levantadas las restricciones en los caminos de acceso al macizo, salvo los que están dentro del perímetro de seguridad.

La suspensión de clases en el colegio se mantenía, no obstante, por esta jornada.

Además, unas 45 familias permanecían aisladas producto que el aumento del caudal de un río derribó un puente de acceso. 

Intensa pero corta erupción  

Según el jefe de la red de vigilancia de volcanes de Chile, Luis Lara, se trató de una erupción “bastante intensa pero de corta duración”.

El índice de explosividad volcánica del Villarrica fue ubicado en 2, en una escala que va de 0 a 8. “Básicamente estamos ante una erupción pequeña”, dijo Lara en las oficinas de la Onemi en Santiago.

De momento, agregó, no se esperaba la ocurrencia de lahares o aluviones volcánicos, que se producen cuando la lava derrite la nieve y hace aumentar el caudal de ríos cercanos al macizo.

Tampoco la emergencia de grandes desplazamientos de cenizas.

“Esta es una erupción de menor magnitud en comparación a las otras que desplazaron cenizas”, como la ocurrida en 2011 con el volcán Caulle-Puyehue (también en el sur de Chile), cuyas cenizas alcanzaron a ser visibles en ciudades como Buenos Aires o Montevideo, dijo Lara.

El volcán Villarrica, de unos 2.800 metros de altura, es considerado uno de los más activos de Chile y Sudamérica.

Sus erupciones más recientes datan de los años 1984 y 2000.

La zona donde está ubicado el volcán es una de las más turísticas de Chile, con mucha actividad hasta este fin de semana pasado, cuando se puso fin a la temporada estival 2015.

 

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here