El Ejército de Estados Unidos exhumará los restos de 388 estadounidenses muertos en el ataque japonés de 1941 sobre Pearl Harbor, en un intento sin precedentes de identificar a los militares utilizando pruebas de ADN, anunció el martes el Departamento de Defensa.

El esfuerzo se centrará en los marinos del USS Oklahoma que nunca pudieron ser identificados, más de siete décadas después del sorpresivo ataque que provocó el ingreso de Estados Unidos a la Segunda Guerra Mundial.

El navío se hundió cuando fue impactado por los torpedos japoneses en el ataque de Pearl Harbor, provocando la muerte de 429 marineros y Marines. Los restos de la mayoría de la tripulación no pudieron ser identificados y fueron finalmente sepultados en el cementerio National Memorial del Pacífico, en Honolulu. 

Tras la decisión del Pentágono, los restos de 388 tripulantes sin identificar serán exhumados y enviados a un laboratorio del Departamento de Defensa en Hawaii.

“Los recientes avances en la ciencia y tecnología forenses, así como la asistencia de familiares para brindar información genealógica vuelven ahora posible realizar identificaciones individuales para muchos miembros del servicio enterrados desde hace mucho como ‘desconocido'”, indicó en un comunicado el subsecretario de Defensa Robert Work.

Recordó el compromiso del gobierno en “cumplir con su obligación sagrada” de identificar a la mayor cantidad posible de combatientes fallecidos.

Los marinos que sean identificados recibirán sepultura con honores militares.

El funcionario también aprobó el martes una nueva política que puede abrir el camino para la exhumación de soldados sin identificar en otros cementerios militares.

Equipo Editorial
Equipo Editorial

Últimas noticas de Equipo Editorial (ver todos)

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here