Bonn, Alemania

Aquellas mujeres que se presenten a un proceso de selección en Alemania y tengan un nombre turco o vistan velo islámico cuentan con menos posibilidades de conseguir un trabajo, reveló hoy un estudio presentado en Bonn (centro-oeste del país).

La autora de la investigación, la economista de la universidad austríaca de Linza Doris Weichselbaumer, llegó a esta conclusión después de enviar cerca de mil 500 solicitudes de empleo ficticias a empresas alemanas y de variar el nombre de la aspirante y su fotografía.

Aquellos currículos en los que la candidata figuraba con el nombre de “Sandra Bayer” tuvieron en el 18,8 por ciento de los casos una respuesta positiva. Sin embargo, en aquellos enviados como “Meryem Öztürk”, a pesar de que las cualificaciones eran las mismas, el porcentaje caía al 13,5 por ciento.

Si la economista remitía las solicitudes con una imagen en la que la aspirante aparecía vestida con un velo islámico, el feedback positivo se reducía de forma drástica hasta el 4,2 por ciento.

Para llevar a cabo el estudio, la autora envió currículos durante cerca de un año a empresas situadas en diferentes ciudades de Alemania para un puesto de trabajo que se desempeñaría en una oficina.

Las compañías tan sólo recibieron solicitudes con uno de los perfiles, en aras de que el experimento no fracasase. La persona que aparecía en la imagen del currículo, tanto con velo como sin él, era la misma.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here