Al menos 14 elefantes murieron envenenados en Zimbabue en las últimas semanas, indicaron el miércoles las autoridades de parques nacionales, que sospechan que hubo casos de caza ilegal en once de los casos.

“Once elefantes murieron tras un envenenamiento químico en el parque nacional de Hwange (oeste de Zimbabue) y en la reserva de Deka (cercana al parque) y los otros tres fueron envenenados en un vertedero”, anunció la portavoz de los parques naturales del país, Carol Washaya, en un comunicado.

Cinco de los paquidermos “fueron envenenados por cazadores ilegales en el parque de Hwange” y otros seis fueron hallados por una patrulla de rangers, fuera del parque, añadió.

Las defensas de algunos animales habían sido cortadas, probablemente por los cazadores furtivos, según Carol Washaya. Cinco hombres fueron detenidos.

Los otros tres elefantes fueron envenenados con cianuro tras haber consumido residuos tóxicos en un vertedero de la ciudad de Kariba (norte), según análisis realizados en laboratorio.

La caza furtiva es frecuente en los parques nacionales de Zimbabue, y tiene como objetivo principal los elefantes y los rinocerontes. El año pasado más de cien elefantes fueron envenenados con cianuro para obtener sus defensas de marfil.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here