Los empresarios alemanes están preocupados por los efectos que pueda tener una escalada de la disputa comercial entre Estados Unidos y China, informó la Asociación de comercio exterior (BGA) en declaraciones publicadas hoy.

“Esto tendría consecuencias fatales para el comercio exterior de Alemania, que ni siquiera podrían cuantificarse en euros”, declaró Holger Bingmann, presidente de la BGA, al diario alemán “Rheinische Post”. Si el conflicto continúa escalando, será “extremadamente peligroso, no sólo para Estados Unidos y China, sino para el mundo entero”, alertó.

El presidente de la BGA solicitó que se lleven a cabo negociaciones, así como una discusión sobre el desarrollo de las reglas del comercio internacional. “Lo necesitamos para evitar una locura de este tipo en el futuro, que pone en peligro la prosperidad mundial que ha sido posible gracias al comercio internacional”.

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, evalúa aumentar del 10 al 25 por ciento los aranceles a la importación de productos chinos por un valor de 200.000 millones de dólares en el marco de su disputa comercial con Pekín.