Harare, Zimbabue.

Emmerson Mnangagwa, que se prepara para suceder a Robert Mugabe en la presidencia de Zimbabue, anunció el miércoles el “inicio de una nueva democracia“, en su primer discurso desde el inicio de la crisis.

Hoy, asistimos al inicio de una nueva democracia“, lanzó ante cientos de personas reunidas delante de la sede del partido en el poder, el Zanu-PF, tras lo cual llamó a “todos los zimbabuenses a trabajar juntos“.

El ex vicepresidente, de 75 años, que el viernes será investido como nuevo mandatario, prometió ser “el servidor del pueblo” y aseguró que quiere “el crecimiento de nuestra economía y empleos“.

Mnangagwa aseguró que se había exiliado de Zimbabue porque temía por su seguridad, tras ser destituido el pasado 6 de noviembre.