WashingtonEstados Unidos.

Estados Unidos y Europa negociarán una solución “mutuamente aceptable” sobre sus disputas comerciales que incluyen los aranceles al aluminio y el acero, dijeron el miércoles funcionarios de ambas partes.

El anuncio fue realizado un par de días antes de que Estados Unidos comience a aplicar gravámenes al acero y el aluminio que ingresa a su mercado.

La Comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstroem, y el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijeron en una nota conjunta que “acordaron comenzar inmediatamente un proceso de discusión (…) sobre asuntos comerciales de preocupación común incluyendo el acero y el aluminio”.

El objetivo es alcanzar “resultados mutuamente aceptables lo antes posible”, añade la nota.

Estados Unidos ya eximió de esos aranceles a Canadá, su mayor proveedor de acero y a México durante la renegociación del acuerdo norteamericano de libre comercio TLCAN.

Empero, otros socios comerciales de Estados Unidos también pidieron ser exentos de esos aranceles de 10% al aluminio y de 25% al acero.

Malmstroem  ya ha dicho que toda la Unión Europea debería ser eximida.

El representante comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer dijo este miércoles ante el Congreso que se está discutiendo exenciones arancelarias para Australia, Argentina y Brasil.

Las conversaciones deberían concluir antes del fin de abril, dijo Lighthizer.

Entretanto,se espera que el presidente Donald Trump anuncie esta misma semanas nuevas medidas de represalia contra China para castigarla por el supuesto “robo” a la propiedad intelectual de empresas estadounidenses.

Las enérgicas medidas proteccionistas adoptadas por Trump agitaron vientos de una guerra comercial en todo el mundo. Incluso, legisladores del propio partido de Trump, así como grupos empresariales estadounidenses, dijeron que esas medidas exponen a que Estados Unidos pague precios más elevados y afronte represalias comerciales.