La violencia xenófoba trepó con fuerza este año en Alemania, según datos del ministerio del Interior a los que tuvo acceso dpa.

La policía alemana registró desde principios de año 507 casos de lesión corporal grave o incendio intencionado, señaló el ministerio respondiendo una solicitud de información del partido opositor Los Verdes. En 2015 se contabilizaron 918 actos racistas violentos. Entre enero y agosto se reportaron más de 1.800 delitos de motivación política contra solicitantes de asilo político y refugiados, incluidos delitos como ofensas y el uso de símbolos nazis.

Pese al aumento de la violencia ultraderechista, las autoridades germanas tienen catalogados como peligrosos a sólo 20 extremistas de derecha, mientras que en el caso de los islamistas observa a unos 520.

“Es algo que no se entiende”, dijo la política verde Irene Mihalic al semanario “Der Spiegel”. “Hay una brecha grande entre la realidad de los ataques y el número de aquellos que se tiene en la mira”. La violencia derechista resurgió con fuerza con la llegada el año pasado de casi un millón de refugiados al país.

[pro_ad_display_adzone id=58758]

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here