Besançon, Francia 

Cerca de 300 kilos de resina de cannabis, con un valor comercial de un millón de euros, fueron decomisados este miércoles en un camión proveniente de España y con destino a Alemania cerca de la ciudad francesa de Besançon este, informaron este jueves la gendarmería y la fiscalía.

“Un decomiso de varios centenares de kilos de cannabis en un camión, es poco común”, declaró a la AFP el teniente coronel Pascal Péresse, comandante de la sección de investigaciones de Besançon.

El camión, que partió de Alicante, se dirigía a Fráncfort, en Alemania. Fue señalado a un pelotón motorizado de la gendarmería el martes por la noche por un automovilista preocupado de ver al camión pesado zigzaguear en la autopista.

Los gendarmes lo interceptaron cerca de Besançon.

Dos españoles viajaban a bordo del camión. El chofer, de 43 años, dio positivo de cocaína en un control, lo que levantó las sospechas de los investigadores, indicó el comandante Péresse.

Unos 299 kilos de resina de cannabis, repartidos en paquetes de 25 kilos y escondidos en un cargamento de ropa, fueron luego descubiertos el miércoles por la noche durante la revisión del vehículo por un perro de la brigada, agregó.

El alijo tiene un valor comercial “de alrededor de un millón de dólares”, precisó el procurador de Besançon, Edwige Roux-Morizot.

El conductor y su acompañante, de 35 años, fueron detenidos con miras a su procesamiento por tráfico de drogas.