Stuttgart, Alemania.

La ciudad de Stuttgart, en el suroeste de Alemania, acordó hoy prohibir la circulación por sus calles a partir de 2018 de todos los automóviles diésel que superen determinados límites de emisiones cuando la contaminación sea especialmente elevada.

Cuando se produzca una alerta de concentraciones elevadas de partículas en el aire, algo que sucede con frecuencia en esta ciudad alemana, todos los automóviles diésel que no cumplan con la norma europea de emisiones Euro 6 no podrán circular. Así lo acordó hoy el Gobierno de la ciudad de 600.000 habitantes, formado por el partido de Los Verdes y los conservadores (CDU/CSU).

Stuttgart lleva tiempo estudiando la mejor manera para luchar contra la contaminación, que puede producir problemas en las vías respiratorias y enfermedades cardiovasculares. Hasta finales de febrero quieren presentar un plan de cómo mejorar el aire en esta ciudad, que debido a que se encuentra situada entre valles tiene un grave problema de contaminación.

Los residentes en las ciudades alemanas respiran cantidades peligrosas de dióxido de nitrógeno, en especial los de Stuttgart y Múnich, que encabezan la lista de ciudades más contaminadas, según la Oficina Federal alemana de Medio Ambiente (UBA).

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here