riesgo estudiantes EEUU
Fotografía: AFP
Beijing, China.

El Ministerio de Educación de China advirtió hoy lunes a estudiantes y académicos chinos sobre los riesgos de estudiar en Estados Unidos debido a las restricciones de visado estadounidense, y los urgió a reforzar la evaluación de riesgos y a tomar las medidas correspondientes.

En una alerta, el ministró indicó que las solicitudes de visado de algunos chinos que desean estudiar en Estados Unidos fueron restringidas recientemente, con un proceso de revisión extendido, periodo de validez reducido y una creciente tasa de rechazo, lo que ha afectado sus planes para estudiar en Estados Unidos o la finalización de sus estudios en ese país.

“Los intercambios y la cooperación bilaterales educativos se han complicado en el contexto de las fricciones comerciales y económicas China-Estados Unidos”, dijo Xu Yongji, funcionario del ministerio a cargo de cooperación internacional, en una conferencia de prensa en Beijing.

Xu dijo que algunas actividades normales de intercambios y cooperación han sido politizadas por el Congreso y departamentos del gobierno federal de Estados Unidos.

Estudiantes e investigadores chinos han sido difamados por dedicarse a las llamadas actividades de “espionaje no convencional” y han sido obstaculizados sin justificación, dijo Xu.

El funcionario citó estadísticas del Consejo de Becas de China para mostrar la tendencia de restricciones de visado por parte de Estados Unidos.

De las 10 mil 313 personas apoyadas en 2018 con becas del gobierno chino para estudiar en Estados Unidos, el 3,2% tuvo que cancelar sus viajes por problemas de visado.

Sin embargo, en el primer trimestre de 2019 la cifra subió a 13,5%.

Xu dijo que la parte estadounidense también ha revocado o analizado de nueva cuenta las visas de ciudadanos chinos de visita en Estados Unidos con el pretexto de contrarrestar el espionaje desde 2018 y hace poco canceló la visa de múltiples ingresos de diez años de un grupo de investigadores chinos que analizan las relaciones China-Estados Unidos.

“Tales medidas han ofendido la dignidad de los estudiantes chinos en Estados Unidos y han lastimado seriamente los sentimientos del pueblo chino”, dijo Xu, quien describió las medidas como “un enfriamiento” en los intercambios educativos bilaterales.

“Esperamos que la parte estadounidense pueda corregir sus errores tan pronto como sea posible”, añadió.

Más de 363 mil 300 estudiantes chinos se inscribieron en colegios y universidades estadounidenses para el ciclo escolar 2017-2018, lo que representó un 33,2% de los estudiantes internacionales, según el informe de Puertas Abiertas 2018 del Instituto de Educación Internacional con sede en Estados Unidos.

China ocupó el primer lugar entre los lugares de origen de estudiantes internacionales en Estados Unidos, según el informe.

Xu dijo que China está dispuesta a reforzar la cooperación e intercambios educativos con todos los países, incluyendo Estados Unidos.

Pero la cooperación requiere el consenso de ambas partes y respeto mutuo, dijo.

En la conferencia de prensa hoy, la vocera del ministerio Xu Mei también respondió a las afirmaciones de que algunas importantes universidades de Estados Unidos están cerrando sus puertas a candidatos de la parte continental china.

Xu dijo que las autoridades están verificando estas afirmaciones, pero que hasta donde sabe, el número de plazas ofrecidas a estudiantes de la parte continental china por universidades como Yale y Columbia es casi el mismo que el del año pasado.

La vocera añadió que los presidentes de varias importantes universidades de Estados Unidos, incluyendo Harvard, Yale y Stanford recientemente expresaron su bienvenida y apoyo a los estudiantes internacionales, incluyendo los chinos.

Cheng Jiacai, director del Centro de Servicio Chino para Intercambios Académicos afiliado al Ministerio de Educación, dijo que los intercambios educativos son una parte clave de los intercambios entre pueblos.

El centro, dijo Cheng, seguirá alentando a los estudiantes chinos para que estudien en el extranjero, incluyendo a Estados Unidos, y facilitará que más estudiantes extranjeros estudien en China.