Santiago, Chile.

El nuevo acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y Chile incluirá mecanismos para asegurar “la equidad y sostenibilidad“, informaron hoy representantes de ambas partes.

Representantes de la sociedad civil y el sector privado acordaron “ampliar los beneficiarios del pacto actual” en el segundo seminario “La modernización del Acuerdo de Asociación Chile-Unión Europea“, celebrado este jueves en Santiago.

La modernización del acuerdo incluye “tomar en cuenta el importante rol de las pequeñas y medianas empresas (pyme) en la economía, la inclusión de las mujeres en el comercio internacional y la contribución del libre comercio al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles“, afirmó la embajadora de la UE en Chile, Stella Zervoudaki.

En el seminario se discutieron principalmente las relaciones del comercio con las pyme, con el desarrollo sostenible y con el género.

Desde 2002, cuando firmamos el Acuerdo de Asociación hemos cambiado mucho. La Unión Europea ha aumentado sustancialmente el número de sus miembros e instituciones y Chile ha seguido avanzando como país en las más diversas áreas“, señaló por su parte el subsecretario de Relaciones Exteriores de Chile, Edgardo Riveros.

Riveros insistió en que este nuevo pacto debe continuar por el camino de progreso que ofreció el anterior a ambos bloques.

La directora de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), organismo perteneciente a la cancillería de Chile, Paulina Nazal, se refirió a la utilidad del seminario para incluir aspectos sociales que mejoren la sociedad en el nuevo pacto.

La modernización del acuerdo se viene trabajando con la sociedad civil a través distintos diálogos. Este trabajo conjunto, que se refrenda en este segundo conversatorio, responde la voluntad de la Unión Europea y de Chile de construir una política abierta e inclusiva con todos“, subrayó Nazal.

Desde la entrada en vigor del acuerdo de asociación, en 2003, el comercio bilateral entre Chile y la UE se ha duplicado, al alcanzar 15 mil 900 millones de euros en 2016.

La UE es ahora el mayor inversionista extranjero en Chile con el 33 por ciento del total, mientras las importaciones de servicios chilenos por parte de la UE aumentaron 94 por ciento de 2004 a 2012, según la Direcon.

Chile recibe también el 36 por ciento de los 58 mil 800 millones de euros invertidos por la UE en energías renovables en América Latina.