Santiago, Chile.

El presidente chileno Sebastián Piñera descartó este sábado que exista algún problema con Argentina luego que glaciares ubicados en una zona de la frontera binacional que no está demarcada fueron señalados como argentinos por científicos de ese país.

Los glaciares en disputa se encuentran en una zona limítrofe que desde 1998 espera ser demarcada, por lo cual la Cancillería de Chile envió una nota de consulta a su par de Argentina para consultar el por qué se habían incluido dentro de un inventario de hielos argentinos.

Durante una visita a la ciudad de Coyhaique (1.700 km al sur de Santiago), Piñera afirmó que el incidente se debió a que “Argentina tiene una escala (de medida) y Chile tiene otra escala, se lo hicimos notar”.

Piñera afirmó que el gobierno está “consciente” de este incidente pero negó que “Chile haya cedido ningún glaciar”.

El mandatario agregó que “tenemos una muy buena relación con Argentina”, y que este incidente “no afecta ni altera en nada la soberanía chilena“.

La frontera entre Chile y Argentina alcanza los 5.000 km de longitud. Los ejércitos de ambos países custodian los límites y es usual que crucen la frontera del otro país, lo cual ocurre gracias a “un acuerdo tácito” para realizar este tipo de incursiones, afirmó Piñera.