Beirut, Líbano.

Casi 70 combatientes murieron en 24 horas en Siria en enfrentamientos entre dos grupos yihadistas otrora aliados, informó este martes el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Estos combates entre el Frente Fateh al Sham -el segundo movimiento yihadista de Siria en importancia- y Jund al Aqsa, un grupo más radical, reflejan las crecientes divisiones en la provincia de Idlib entre insurgentes que antes eran aliados contra el régimen de Bashar al Asad.

En la madrugada del lunes estallaron combates entre Fateh al Sham y Jund al Aqsa, enzarzados en una guerra de influencias en el sur de la provincia de Idlib. Jund al Aqsa perpetró un ataque con coche bomba contra una sede de Fateh al Sham, exrama local de Al Qaida, que causó nueve muertos.

Luego los combates y las ejecuciones entre uno y otro bando ocasionaron al menos 69 muertos hasta el martes por la mañana. La violencia también alcanzó la provincia contigua de Hama.

“Son batallas entre señores de la guerra. Es una guerra de influencias”, señaló a la AFP Rami Abdel, director del OSDH.

En octubre, Fateh al Sham anunció haber incorporado a Jund al Aqsa, un grupo designado como “entidad terrorista” por Washington y odiado por los rebeldes. Pero hace casi un mes cambió de parecer y lo expulsó.

La guerra en Siria ha causado más de 310.000 muertos y diez millones de desplazados desde 2011.

Musica maestra

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here