Washington, Estados Unidos.

La Casa Blanca condenó hoy los recientes ataques con misiles contra Arabia Saudí realizados desde Yemen y acusó a Irán de estar detrás de los ataques.

La Casa Blanca dio la bienvenida a la declaración de Arabia Saudí en la que acusó a Irán de apoyar a las milicias houthis en Yemen, incluyendo con el suministro de armas ilícitas como misiles balísticos.

Estados Unidos condenó tales actividades y afirmó que apoyará a “Arabia Saudí y todos nuestros socios del Golfo” contra “las flagrantes violaciones del derecho internacional“.

La Casa Blanca explicó que en Yemen no habían sistemas de misiles antes del conflicto y pidió a la ONU realizar una investigación a fondo.

Estados Unidos también pidió prohibir que Irán exporte armas y material relacionado, específicamente objetos relacionados con misiles balísticos.

Los ataques con misil de los houthis contra Arabia Saudí socavaron los esfuerzos de la ONU para negociar una solución al conflicto, indicó la Casa Blanca, la cual añadió que Washington busca una solución negociada al conflicto y a la provisión de ayuda humanitaria al pueblo yemení.

Estados Unidos seguirá respondiendo a estos ataques y “expondrá las actividades desestabilizadoras del régimen iraní en la región“.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, exhortó a Arabia Saudí a cesar lo que describió como políticas “hostiles” hacia la república islámica, informó Press TV.

Rouhani dijo que Irán apoya el desarrollo de los países de la región, incluyendo Arabia Saudí, y añadió que “no hay otra vía más que la amistad, la hermandad y la ayuda mutua“.