Caracas
Fotografía: Zurimar Campos - AFP
Caracas, Venezuela.

El gobierno venezolano acusó este miércoles a su exjefe de inteligencia, Cristopher Figuera, quien se encuentra en Estados Unidos, de haber cobrado “cientos de miles de dólares” por apoyar un fracasado levantamiento militar contra el presidente Nicolás Maduro en abril.

Figuera “resultó ser un mercenario (…) No fue que él liberó a Leopoldo López, fue que cobró cientos de miles de dólares para liberar” al opositor de su arresto domiciliario, dijo el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, luego de que el exjefe de inteligencia acusara a Maduro de liderar una “empresa criminal”.

En la primera reacción del gobierno a declaraciones de Figuera al diario The Washington Post, Rodríguez agregó que el exoficial también cobró por liberar al exjefe policial Iván Simonovis, quien purgaba en casa por cárcel una pena de 30 años por dos asesinatos registrados durante un golpe de Estado contra el fallecido expresidente Hugo Chávez en 2002.

Figuera, general del Ejército y otrora jefe de seguridad de Chávez, denunció en el periódico estadounidense graves hechos de corrupción, incluidos negocios ilícitos de oro en los que estaría involucrado un asistente de Nicolás Maduro Guerra, hijo del mandatario.

“Me di cuenta de que Maduro es el jefe de una empresa criminal”, dijo Figuera, a quien Maduro llama “topo” de la CIA.

El general huyó a Colombia y luego a Estados Unidos tras fracasar un levantamiento militar contra Maduro el pasado 30 de abril, liderado por el opositor Juan Guaidó.

López -refugiado en la residencia del embajador español- y Simonovis -actualmente en Washington- recibieron indultos de Guaidó como presidente encargado, cargo validado por medio centenar de países encabezados por Estados Unidos.

El ministro respondió a Figuera en una comparecencia en la que aseguró que frustraron un golpe de Estado contra Maduro, que preveía el asesinato del mandatario y la proclamación como gobernante del general en retiro Raúl Baduel, quien se encuentra preso.