Ottawa, Canadá.

Canadá reducirá su esquema impositivo para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, luego de que industriales advirtieran que los impuestos afectarían su competitividad internacional, informó el miércoles la oficina del ministro de Medio Ambiente.

En enero, el gobierno había lanzado un marco regulatorio que contemplaba impuestos para las emisiones de carbono. La normativa entrará en vigor en 2019.

Pero tras reunirse la semana pasada con las industrias afectadas por el programa oficial, Ottawa decidió disminuir lo que pagarían por emitir dióxido de carbono tanto grandes contaminantes como firmas vulnerables o aquellas que afronten una dura competencia externa.

Fabricantes de vehículos, petroleras y productores de acero, recientemente afectados por las tarifas de Estados Unidos, están entre los que hicieron lobby para reducir los montos.

La nueva normativa permitiría a algunas firmas pagar el impuesto al carbono por solo 10 a 20% de sus emisiones, antes previsto en un 30%.