Ottawa, Canadá.

El mayor sindicato de Canadá instó el miércoles al primer ministro, Justin Trudeau, a participar en una guerra comercial con Estados Unidos y a tomar medidas de represalia si Donald Trump grava las importaciones de acero y aluminio.

“Creo que no tenemos otra alternativa” que entablar una guerra comercial, dijo el presidente del poderoso sindicato Unifor, Jerry Dias, luego de reunirse con autoridades de gobierno.

La imposición de aranceles de hasta 25% sobre el acero y 10% sobre el aluminio canadiense al ingresar a Estados Unidos elevaría, por ejemplo, el precio de los automóviles ensamblados en fábricas de Canadá, señaló.

Casa Blanca considera posibles excepciones en aranceles para México y Canadá

La amenaza de impuestos, de la que podrían exceptuarse Canadá y México por razones de seguridad interna de Estados Unidos, como indicó el miércoles la Casa Blanca, se produce después de varias disputas entre los dos vecinos. Canadá es el mayor exportador de acero y aluminio a Estados Unidos.

“No podemos seguir siendo vistos como unos gentiles canadienses, ya es suficiente”, dijo Dias.

El jefe del Unifor también dijo que las discusiones sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) eran un verdadero engaño.

La séptima ronda de negociaciones del tratado llevada adelante el lunes en Ciudad de México fue “una sesión de chantaje” con la propuesta “ridícula” de Trump de eliminar los aranceles al acero y el aluminio a cambio de concesiones de Canadá y México en el TLCAN.
Si Canadá acepta, “habrá muchos más (temas) en los que capitularemos”, afirmó Dias.

“Debemos ser conscientes de que el TLCAN no va a ninguna parte y debemos prepararnos para la vida después del TLCAN”, concluyó el sindicalista.