diplomáticos venezolanos
Fotografía: Daniel Walker - AFP
La Paz, Bolivia.

Bolivia expulsará a todos los funcionarios de la embajada de Venezuela en La Paz, debido a la “violación de normas diplomáticas”, por supuestamente inmiscuirse en asuntos internos, anunció este viernes la canciller del gobierno interino, Karen Longaric.

“Se les dará un plazo para que abandone el país, por haberse involucrado en asuntos internos del Estado, a todo el personal diplomático de la embajada de Venezuela en Bolivia que representa al gobierno del señor (Nicolás) Maduro”, dijo la jefa de la diplomacia boliviana.

Longaric precisó que “esos funcionarios diplomáticos han violado normas de la diplomacia y se los declara persona no grata”, y adelantó que tomarán otras medidas “en las próximas horas”.

“Por supuesto que se van a romper relaciones con Maduro; reconocemos una Venezuela democrática”, declaró la funcionaria, después de que el gobierno de Jeanine Áñez reconociera el jueves al líder opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, acusó a “venezolanos y cubanos” de participar en labores políticas contra la administración de Áñez.

En tanto, la Policía informó este viernes la detención de nueve venezolanos, a quienes acusó de posesión de armas, con los mismos fines políticos.

Longaric dijo que son “venezolanos vinculados a la embajada de Venezuela que han incurrido en actos reñidos con la ley, y estaban atentado contra la seguridad interna de Bolivia”.

La nueva diplomacia boliviana está dando un giro de 180 grados a la establecida por Morales desde su llegada al poder en 2006. El exgobernante, asilado en México desde el martes, mantuvo estrechos lazos con Venezuela y Cuba y una abierta crítica a Estados Unidos.