migración Alemania Atenas
Fotografía: Angelos Tzortzinis - Dpa News
Atenas, Grecia.

Alemania y Grecia insisten en que la Unión Europea (UE) aborde el problema de la migración de manera conjunta y solidaria, declararon hoy en Atenas la canciller germana, Angela Merkel, y el presidente griego, Prokopis Pavlopoulos.

En el segundo día de un viaje oficial a Grecia, Merkel aseguró que comparte absolutamente la posición griega. “La cuestión de los refugiados es un asunto que nos concierne a todos. Alemania siempre ha dejado claro que no podemos dejar aquí a Grecia sola”.

Por su parte, Pavlopoulos señaló que sólo de manera conjunta se puede resolver el problema.

Merkel explicó además que es conocedora de la situación muy tensa que se vive en los centros de acogida superpoblados de muchas islas del Mar Egeo.

“Por eso trabajamos desde el lado alemán en favor de una política común de asilo y refugiados dentro de la UE, en la que todos también deben hacer su contribución de cara a la solución de este problema”, indicó Merkel.

En la actualidad hay 14 mil migrantes en las islas de Lesbos, Chios, Samos, Leros y Kos. Los dos campamentos de refugiados en Lesbos (Moria) y Samos (Vathy) están completamente abarrotados.

En la zona continental de Grecia viven más de 50 mil personas en diferentes campamentos.

Respecto al tema de las reparaciones de Alemania a Grecia por los daños causados en la Segunda Guerra Mundial, ambas naciones no se mostraron tan unidas. Atenas continúa reclamando reparaciones a Alemania. “Esto se puede aclarar legalmente a escala europea”, indicó Pavlopoulos. Sería lo históricamente correcto, agregó.

Merkel reconoció que los alemanes eran conscientes de su responsabilidad histórica.

“También sabemos cuánto sufrimiento trajimos a Grecia en la época del nacionalsocialismo en Alemania. Por lo tanto, la lección para nosotros es hacer todo lo posible para mantener buenas relaciones con Grecia y apoyarnos mutuamente en beneficio de Grecia y Alemania”, afirmó la canciller.

Una comisión de expertos convocada por el Parlamento de Atenas estimó hace tres años en al menos 289 mil millones de euros (331 mil millones de dólares) la magnitud del daño ocasionado por la Segunda Guerra Mundial.

Merkel inició el jueves por la tarde una visita oficial de dos días a Grecia, la primera desde 2014. A su llegada fue recibida por el primer ministro griego, Alexis Tsipras.