Puerta blindada, código de entrada, apertura desde el interior de la cabina… Desde los secuestros de aviones de los años 1980 y sobre todo desde los atentados en Nueva York en 2001, el acceso a la cabina del piloto está muy restringido.

“La cabina del piloto está equipada con una puerta blindada”, confirmaron portavoces de Germanwings (filial de Lufthansa), la compañía propietaria del A320 que se estrelló en los Alpes franceses. “Hay un sistema de videovigilancia delante de la puerta, que permite identificar desde la cabina del piloto quién quiere entrar. Sólo un piloto en el interior de la cabina puede desbloquear la puerta”.

Según un industrial del sector, se aplica el principio de inviolabilidad de la puerta de la cabina de pilotaje o, lo que es lo mismo, para entrar en ella el piloto al mando debe autorizar su apertura.

Estas medidas fueron adoptadas “al día siguiente del 11 de septiembre” de 2001, a petición de las autoridades aéreas, para impedir que alguien pueda entrar por la fuerza o bajo amenaza de las armas.

“Los sistemas son diferentes según los aparatos y las compañías aéreas para no tener una norma estándar e impedir a posibles terroristas saber cómo funciona en una u otra compañía o en uno u otro tipo de avión”, añadió este industrial que pidió mantener el anonimato.

Según esta fuente, hay un código secreto diferente según las compañías que permite accionar un timbre en la cabina del piloto para pedir la apertura de la puerta.

Si el piloto en el interior de la cabina no reacciona, la puerta se desbloquea automáticamente al cabo de un minuto.

Pero se puede prohibir el acceso a la cabina del piloto pasado este tiempo si el piloto al mando del aparato estima que existe un peligro. Un sistema de vídeo le permite ver lo que está ocurriendo detrás de la puerta.

El piloto o el copiloto que se queda en el interior “tiene un interruptor que puede rechazar el acceso al puesto de pilotaje”, “con un objetivo completamente preventivo de un acto ilícito”, confirmó a una radio francesa Daphné Desrosiers, que pilota aviones Boeing 737.

Un segundo código confidencial de emergencia puede accionar otra alarma en la cabina, pero si el piloto que se encuentra dentro no hace nada, no sería posible entrar, recalca el industrial.

“Los sistemas son variables y pueden ser personalizados” según la voluntad de las compañías, añadió.

Lufthansa, casa matriz de Germanwings, confirma que la apertura de la puerta de la cabina depende de un código y el bloqueo sólo puede “autorizarse” desde el interior “pulsando un botón”. 

Los portavoces de Germanwings se negaron a precisar los procedimientos seguidos por la compañía.

Urban beat

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here