Buenos Aires, Argentina.

La Armada de la República Argentina (ARA) confirmó hoy jueves que se produjo una “explosión” en la zona del Atlántico Sur donde el pasado 15 de noviembre desapareció el submarino argentino ARA San Juan con 44 tripulantes a bordo.

El portavoz de la ARA en Buenos Aires, Enrique Balbi, descartó que se haya tratado de un ataque por parte de terceros y ratificó que se mantiene la búsqueda de los efectivos.

Reportó que se produjo un “evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear” en la zona en la que se perdió contacto con el submarino ARA San Juan.

Continúa búsqueda de submarino argentino tras seis días sin contacto
Diseño: AFP

Detalló que el navío perdió todo contacto con las autoridades navales el pasado 15 de noviembre a las 07:30 hora local (10:30 GMT) y la explosión se detectó a las 10:31 hora local (13:31 GMT) de ese mismo día.

El funcionario militar brindó un nuevo parte oficial en la sede de la ARA en el barrio de Retiro en la zona norte de Buenos Aires, donde dijo que la información vinculada a la explosión se confirmó por dos vías.

Se confirmó a través de “Estados Unidos y de la Organización de Control de Pruebas Nucleares, con sede en Austria, que tiene una red de estaciones sísmicas hidroacústicas“.

Balbi dijo que se trató de un “evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosión“.

El evento ocurrió en la zona en la cual se perdió el rastro con el navío, cuya última posición conocida es en el área de operaciones de la zona del golfo San Jorge, 240 millas náuticas (432 kilómetros) al sureste de la península de Valdés en el Atlántico sur.

Seguimos buscando al submarino y a los 44 tripulantes. Hasta tanto no haya una certeza y una evidencia, la búsqueda continúa con todos los medios“, enfatizó el portavoz.

El representante de la Armada fue consultado en conferencia de prensa respecto a si el hecho se puede vincular a un ataque por parte de terceros, lo que fue descartado por Balbi: “No hay evidencias de un ataque al submarino“.

Precisó en la conferencia que la novedad de la explosión que se conoció desde Austria “coincide” con el dato aportado el miércoles por el sistema internacional “Ismerlo“, la Oficina Internacional para el Rescate y Escape de Submarinos, especializada en el rescate de submarinos siniestrados.

El dato se refiere al registro de un “ruido” a unas 30 millas de la última localización del navío.

La noticia de la “anomalía hidroacústica” determinó el envío anoche de tres buques para verificar la zona con sonares y telefonía subacuática, así como dos aeronaves de Estados Unidos y Brasil.

El parte informativo de este jueves estaba previsto para las 10:00 de la mañana (13:00 GMT) de este jueves, pero comenzó 80 minutos después, debido a que en ese lapso se confirmó con Viena la información proporcionada previamente por el sistema internacional “Ismerlo“.

Mientras se difundía la noticia en Buenos Aires, familiares de los tripulantes se mostraban compungidos en Mar del Plata, donde está la sede de la Base Naval en la que tiene asiento el submarino.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, quien ha monitoreado la situación, declaró el pasado martes: “Seguimos haciendo todo para encontrarlos lo antes posible“.