Francia despertó el martes consternada por la tragedia que enlutó la producción de un popular programa de telerrealidad en el que participaban varios deportistas de élite, entre ellos dos jóvenes deportistas destacados en las Olimpíadas de Londres 2012 y Pekín 2008, la nadadora Camille Mufat y el boxeador Alexis Vastine, y la veterana regatista Florence Arthaud, conocida como “la novia del Atlántico”.

En homenaje a sus colegas deportistas, los jugadores del París Saint-Germain decidieron llevar un brazalete negro el miércoles en Londres, en la vuelta de los octavos de la Liga de Campeones ante el Chelsea, mientras la Federación Italiana de Rugby (FIR) anunció que el domingo realizarán un minuto de silencio antes del partido Italia-Francia del Torneo de las Seis Naciones de rugby.

“Toda Francia está de luto esta mañana”, declaró el primer ministro francés, Manuel Valls, que expresó su “inmensa tristeza” en Twitter. Poco antes, el presidente François Hollande había mostrado “su estupor y conmoción” ante este accidente, la mayor tragedia de la historia de la telerrealidad.

Los dos helicópteros acababan de despegar de un campo de fútbol cuando chocaron. Los testigos señalaron que las condiciones climáticas eran óptimas para volar y las autoridades siguen investigando las causas del accidente.

De la aventura a la tragedia 

El anuncio de la muerte de Muffat, campeona en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, del boxeador Vastine, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, y de Arthaud conmocionó a Francia. 

El grupo Bouygues, propietario de TF1, y su presidente Martin Bouygues, se declararon este martes “muy apenados” por lo ocurrido. 

El Comité Olímpico Internacional (COI) afirmó, por su parte, sentirse “consternado” por el accidente, mientras que la Federación Internacional de Natación (FINA) expresó su “inmensa tristeza”. 

En Villa Castelli, un pueblo de 2.800 personas, “estábamos felices de tenerlos aquí. Habían llegado el domingo”, dijo a la AFP el intendente, Andrés Navarrete.

“Los helicópteros habían despegado de un campo cercano a la ruta. A un kilómetro. Iban a depositar dos equipos en la Quebrada del Yeso”, una zona montañosa, escarpada, de ambiente hostil, ideal para el desafío lanzado por ‘Dropped’, dijo Navarrete.

El rodaje del programa había comenzado a principios de febrero en Ushuaia, en el extremo sur del continente americano, en la Patagonia argentina y su difusión estaba prevista para el próximo verano boreal.

Los diez cuerpos de las víctimas del accidente de helicópteros ocurrido en el noroeste de Argentina, entre ellos tres estrellas deportivas francesas, llegaron el martes a la morgue de La Rioja, donde empezarán a ser identificados un día después de la tragedia que conmociona a Francia.

Más de 18 horas después de la tragedia que costó la vida a ocho franceses y dos pilotos argentinos, los helicópteros seguían humeando tras el impacto en pleno vuelo y baja altura ocurrido en Villa Castelli, un remoto poblado de la provincia de La Rioja, donde filmaban un programa de supervivencia para la cadena francesa TF1.

“Los cuerpos llegaron a la morgue” de la capital de La Rioja, luego de más de tres horas de viaje de ruta en unas cinco ambulancias, confirmó Roberto Ludeña, portavoz de la Gobernación.

En la precordillera de los Andes de esta provincia, cuya capital está ubicada a 1.100 km al noroeste de Buenos Aires, se respiraba la consternación de los pobladores familiarizados con producciones y turismo extranjero que eligen esta región para aventuras extremas.

En Francia lamentaban la muerte de los deportistas, entre ellos la nadadora Camille Mufat y el boxeador Alexis Vastine, ganadores en las Olimpiadas de Londres 2012 y Pekín 2008, respectivamente.

El cónsul general de Francia en Argentina, Raphaël Trannoy, llegó a La Rioja junto con otros dos funcionarios franceses, informó la gobernación de la provincia.

Luis César Angulo, secretario de Seguridad de La Rioja, dijo a la AFP que los cuerpos “están irreconocibles por el accionar del fuego” de los aparatos pilotados por argentinos, que cayeron en un matorral seco luego de chocar a poca altura cuando trasladaban a ocho franceses que participaban en el rodaje del “reality” de supervivencia “Dropped”.

Un amasijo de metales calcinados eran apenas reconocibles en el lugar del siniestro, rodeado por arbustos que también quedaron reducidos a cenizas tras este impacto, constató la AFP.

Uno de los dos helicópteros del incidente “repentinamente se desvió de su trayectoria y chocó contra el otro”, relató Franck Firmin-Guion, presidente de la productora ALP, que rodaba en el lugar el programa televisivo de aventuras.

Está previsto también el arribo de dos expertos de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA) francesa para investigar este choque.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here