Beirut, Líbano.

La batalla de Raqa, que llegó a su fin el martes, causó 3 mil 250 muertos, entre ellos mil 130 civiles, en más de cuatro meses de combates, según un balance del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Los combates y los bombardeos aéreos que devastaron la excapital del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria causaron la muerte, desde el 5 de junio, a “mil 130 civiles, entre ellos 270 niños, y 2 mil 120 combatientes” del EI y de las fuerzas apoyadas por Estados Unidos, indicó esta oenegé.