agricultura Unión Europea
Fotografía: Vegac.com
Washington, Estados Unidos.

La Unión Europea se mantiene firme en su negativa a incluir a la agricultura en un nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos, dijo el miércoles la Comisaria Europea de Comercio, Cecilia Malmstroem.

Malmstroem se reunió en Washington con el Representante de Comercio de Estados Unidos Robert Lighthizer para elaborar un acuerdo para resolver la disputa comercial entre las dos economías.

Si bien funcionarios estadounidenses dijeron que la Unión Europea incrementará las importaciones de cosechas estadounidenses, Malmstroem dio señales en contrario. “Hemos dejado muy claro que, por nuestra parte, no vamos a incluir la agricultura. Eso se ha dejado muy claro desde el principio”, dijo Malmstroem a periodistas.

Sin embargo, Malmstroem aseguró que la UE más que duplicó las importaciones de granos de soja, cuyas ventas se han desplomado debido a una represalia china en su guerra comercial con Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, acordaron en julio que ninguna de las dos partes impondrá nuevas tarifas contra el otro mientras las conversaciones continúen.

Washington ha amenazado con imponer aranceles a las importaciones de automóviles por razones de seguridad nacional, lo que preocupa a los fabricantes de alemanes, pero Malmstroem dijo que sigue esperando que “los estadounidenses se adhieran al acuerdo” y que eximan a la Unión Europea de cualquier nueva tarifa.

Se espera que el Departamento de Comercio de Estados Unidos emita un informe a principios de febrero sobre los aranceles a los automóviles, pero los economistas dicen que supondría un duro golpe para la economía mundial.

Los funcionarios de la Unión Europea están preparando mandatos de negociación para un posible acuerdo para eliminar los aranceles sobre los productos industriales comercializados con Estados Unidos, que según Malmstroem, podría incluir a los automóviles.

“Sería muy bueno para ambas partes si pudiéramos eliminar los aranceles de todos los productos industriales”, dijo la funcionaria.

Malmstroem y Lighthizer se reunirán el miércoles con funcionarios japoneses mientras las tres partes trabajan en reformas a las reglas comerciales globales para abordar supuestas prácticas desleales por parte de China.

A fines de 2017, Washington, Bruselas y Tokio anunciaron que estaban haciendo una causa común contra supuestas prácticas que distorsionan el mercado, una clara referencia a China, a la que Washington ha acusado de robar propiedad intelectual y una intervención estatal masiva en los mercados.