Nueva York, Estados Unidos.

La fiscalía del sur de Nueva York presentó hoy cargos federales de terrorismo contra un sospechoso acusado de detonar el lunes una granada casera cerca de una estación de trenes de Nueva York.

El sospechoso Akayed Ullah, de 27 años de edad, enfrenta cinco acusaciones que van desde uso de armas de destrucción masiva hasta apoyo a una organización terrorista, según la acusación presentada hoy.

Ullah, un residente legal permanente originario de Bangladesh, admitió ante los investigadores que construyó la granada casera y perpetró el ataque, se indicó en la acusación.

La fiscalía también declaró que Ullah se inspiró en el grupo extremista Estado Islámico.

Además, los fiscales señalaron en el documento que antes del ataque matutino, Ullah publicó en su cuenta de Facebook “Trump fallaste en proteger a tu país”.

El fiscal estadounidense Joon Kim dijo hoy en una conferencia de prensa que según sus planes, “Ullah planeaba morir en su propia cólera mal dirigida y llevarse consigo a todos los inocentes que pudiera“.

Pero por una muy increíble buena fortuna, su bomba no causó heridas severas a nadie“, añadió.

Ullah perpetró el ataque con una bomba rudimentaria pegada a su cuerpo alrededor de las 07:20 hora local en un pasillo subterráneo cerca de la terminal de autobuses de Manhattan, lo que dejó heridos a Ullah y a otras tres personas cerca de él. El juicio por asociación ilícita concluyó el pasado 8 de diciembre, luego de 14 días de audiencia en la CNJ en los que la Fiscalía General, que actúa como acusador, presentó una serie de pruebas y testimonios contra los imputados.

Además de Glas, quien cumple prisión preventiva desde el pasado 2 de octubre, es procesado su tío, Ricardo Rivera, también privado de la libertad; el ex contralor del Estado, Carlos Pólit, prófugo en Estados Unidos; y otras seis personas.

Según la Fiscalía, Glas supuestamente recibió 13,5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht desde 2012, cuando se desempeñaba entonces como ministro coordinador de Sectores Estratégicos, y hasta 2016, ya como vicepresidente, a través de su tío.

La Fiscalía solicitó al Tribunal que se dicte la pena máxima de seis años de prisión para Glas, en calidad de supuesto autor del delito de asociación ilícita.

Hasta ahora, según la Fiscalía, se ha identificado la entrega de sobornos en cinco proyectos en sectores estratégicos.