La comunidad artística y activistas le lloran a Rafael Bejarano, que a sus 41 años había viajado por todo el mundo, hizo grandes amigos y no olvidó sus luchas a favor de la etnia huichola. El tapatío se encuentra desaparecido desde el domingo pasado durante el ataque a un convoy de turistas mexicanos, que de acuerdo con autoridades egipcias fue por error.

El viaje fue organizado por su madre y el contacto en tierras egipcias era la agencia Windows of Egypt Tour.

Parte de las actividades que realizaba Rafael, era gozar de sus encuentros con los pueblos indígenas de todo México, donde captó sus tradiciones, formas de vestir y su esencia.

Cecilia Bejarano recordó que Rafael su “hermano era músico. Él se dedicaba a apoyar a personas de diferentes partes del mundo. Realmente era un embajador de la paz. Estuvo en una reunión con el nieto de Gandhi. Él apoyaba a una comunidad huichol aquí en Jalisco”.

Entre sus últimas obras altruistas se propuso obtener recursos suficientes para la construcción de una escuela preparatoria en la comunidad huichola de San Miguel, y estaba abocado a la reunión de recursos materiales y económicos. Hoy está en duda si Rafael podrá estar presente en la inauguración.

Café chejov cuadro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here