Robot
Fotografía referencial: Telexistence
Karlsruhe, Alemania.

Los robots podrían convertirse en el futuro en un apoyo importante durante operativos de rescate complicados, destacaron hoy investigadores del Instituto Tecnológico de Karlsruhe (KIT) al presentar un informe sobre el potencial de estos sistemas en “entornos hostiles”.

Según los expertos, los sistemas de aprendizaje pueden utilizarse en catástrofes, en el desmantelamiento de centrales nucleares, en el mantenimiento de turbinas eólicas o en inspecciones submarinas.

“El uso de la inteligencia artificial está asociado a enormes oportunidades para nuestra sociedad”, dijo el presidente del instituto alemán, Holger Hanselka, durante la presentación.

En la actualidad, ya se utilizan robots móviles y otros sistemas tecnológicos en estos entornos, por ejemplo en el espacio, en alta mar o en zonas contaminadas. Sin embargo, muy pocos de ellos son capaces de reaccionar de forma independiente ante nuevos retos, destacó Hanselka.

Según el informe, los robots de aprendizaje serán capaces de “comprender” situaciones complejas en el futuro y de adaptarse a situaciones cambiantes sin necesidad de ser reprogramados.

De acuerdo con los investigadores, estos robots podrían apoyar a las personas en situaciones de peligro y así reducir significativamente los riesgos para los socorristas.

Además, se abaratarían los costos de algunas operaciones de rescate en entornos de difícil acceso o incluso las harían posibles, agregan.

En Alemania, estos robots siguen siendo un nicho de mercado. Antes de que puedan utilizarse en cualquier parte del mundo, además de las cuestiones tecnológicas deben aclararse otros temas, como la interacción con los seres humanos, señaló Hanselka.

El experto instó a reflexionar sobre diversos escenarios, por ejemplo, qué pasaría si las máquinas tienen que decidir a quién rescatar, quién sería responsable si causan daños y cómo pueden ser protegidos contra el uso indebido.