Tratamiento
Fotografía referencial: UdeG
Ciudad de México, México.

Los pacientes de cáncer tratados en el Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” en Ciudad de México tendrán garantizados los fármacos necesarios para sus tratamientos, indicó este martes el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El ISSSTE indicó en un comunicado que tras llegar a un acuerdo con padres de pacientes con cáncer “se contará con dichos medicamentos que sirven para el tratamiento de quimioterapias“.

Explicó que el problema de desabasto se debió a que se detuvo la producción nacional de los fármacos, por lo que se tuvo que recurrir a la importación y eso ha entorpecido la llegada de los mismos a las unidades hospitalarias.

Detalló que con esto se tiene asegurado el tratamiento de Leucemia Linfoblástica Aguda y enfermedades Oncohemáticas Pediátricas.

El organismo dijo que en el Centro Médico Nacional se tiene abasto de metrotexato, el cual ha sido uno de los más mencionados en las protestas de los padres de familia.

Del mismo modo, Luis Antonio Ramírez Pineda, director general del ISSSTE, aseguró que trabajan en conjunto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para garantizar el abasto de medicamentos en todos los hospitales del Instituto.

“Estamos ocupados y atendiendo el tema porque los derechohabientes lo necesitan”, dijo.

En este mismo tema, autoridades el Hospital Infantil de México Federico Gómez señalaron en una conferencia de prensa que con la finalidad de no suspender los tratamientos de niños con cáncer en el nosocomio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) prestará 400 frascos de metotrexato a la institución.

Mónica Villa, directora médica del hospital, dijo que este número de medicamentos podrá abastecer la demanda por, al menos, semana y media, aunque aseguró que el desabastecimiento también se ha dado en otras instituciones.

De acuerdo con Villa, Laboratorios Pisa es el único proveedor que produce metotrexato; sin embargo, actualmente tiene problemas administrativos con la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), lo que ha complicado la entrega del fármaco al distribuidor que surte al hospital infantil.

La crisis por el desabastecimiento de medicamentos en el sector salud se ha agudizado en los últimos meses debido a los recortes presupuestarios y a los cambios en la forma de comprar las medicinas impuestos por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumió la Presidencia el pasado 1 de diciembre.