informe asesinato Khashoggi
Fotografía: Fabrice Coffrini - AFP
Ginebra, Suiza.

Después de seis meses de investigación sobre el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi, Angès Callamard, una experta de derechos humanos de la ONU, publicó un informe incriminatorio contra Arabia Saudita, especialmente contra el príncipe heredero Mohamed bin Salmán.

Estos son los principales extractos de este documento de un centenar de páginas:

– Asesinato con premeditación –

Callamard cita los nombres del “equipo de 15 sauditas”, entre ellos un forense, despachados en octubre de 2018 a Estambul para ejecutar al periodista y opositor saudita. Subraya que algunos de ellos tuvieron o todavía tienen vínculos directos con la oficina del príncipe heredero, apodado MBS, por sus iniciales.

– Investigación adicional –

“Esta investigación (…) demostró que hay suficientes pruebas creíbles sobre la responsabilidad del príncipe heredero que exigen una investigación adicional”.

– Sanciones contra MBS –

“Teniendo en cuenta las pruebas creíbles sobre las responsabilidades del príncipe heredero en su asesinato, estas sanciones también deberían incluir al príncipe heredero y sus bienes personales en el extranjero”.

– “Animal de sacrificio” –

Callamard tuvo acceso a las grabaciones efectuadas por los servicios secretos turcos en el consulado saudita el día del asesinato.

Unos minutos antes de la llegada del periodista, oímos a un funcionario saudí identificado como Maher Abdulaziz Mutreb preguntar si será “posible meter el torso en una bolsa”.

“No. Demasiado pesado”, respondió otro funcionario, Salah Mohammed Tubaigy.

Mutreb dice que “será fácil. Vamos a descuartizarlo. No es ningún problema…”.

“Si tomamos bolsas de plástico y lo cortamos en pedazos, irá bien”.

Poco después, Mutreb pregunta si el “animal de sacrificio” había llegado.

Callamard señala que en ningún momento se menciona el nombre del periodista. Según los servicios secretos turcos, probablemente murió a los diez minutos de su llegada.

“Vamos a tener que llevarte. Es una orden de Interpol”, le dice un responsable saudita.

Khashoggi responde que no hay ninguna orden de detención en su contra y avisa que su novia y su chófer le están esperando fuera.

“Hagamos esto rápidamente”, le dice un funcionario saudita.

Según Callamard, se oyen entonces ruidos de pelea en los que un funcionario pregunta: “¿Se ha dormido?”. Y luego: “Levanta la cabeza”. “Sigue empujando”.

“El examen de las grabaciones por parte de los servicios secretos de Turquía y otros países sugieren que Khashoggi fue probablemente sedado antes de ser asfixiado con una bolsa de plástico“, escribió Callamard.

Se oyen entonces ruidos de movimiento y “jadeos pronunciados” que, según los servicios turcos, podrían corresponder al momento en que los funcionarios saudíes estaban cortando el cuerpo”.

Los expertos turcos afirman incluso haber identificado el sonido de una “sierra”.