concesión alumbrado público
Fotografía: Gobierno de Zapopan (Twitter)
Guadalajara, Jalisco.

El Ayuntamiento de Zapopan y las empresas concesionarias del alumbrado público Fortius Electromecánica y Power Iluminare, no han podido cumplir los requisitos que establece la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para inscribir el proyecto dentro de los programas financiados con recursos federales.

Así lo estableció Antonio Medellín Ruíz, titular de la dirección general adjunta de deuda pública de las entidades federativas dentro de la SHCP; quien desde noviembre pasado advirtió sobre los incumplimientos al presidente zapopano, Pablo Lemus Navarro.

El texto, del que #44LAB tiene copia, dice que ”existen inconsistencias en el monto de la inversión a valor presente ya que una vez efectuada el cálculo para determinar dicho monto, utilizando la tasa de descuento del 10% que fue señalada en el Anexo F Resultados del Proceso Cooperativo para Operaciones derivadas de Asociaciones Público-Privadas, se obtiene un resultado diferente, por lo cual no se acredita el requisito señalado en el artículo 26 fracción IV, inciso a) del Reglamento”.

Ante esto, los abogados de la empresa NL Technologies ofrecieron una rueda de prensa para decir que el Ayuntamiento aprobó una concesión de servicio público, “mientras que el alcalde intentó registrar -ante la UCEF- una asociación público-privada (…) Otro punto es que el ayuntamiento aprobó la concesión sin tener la autorización presupuestal por parte del Congreso, tal como lo exige la constitución”, señaló Jorge Contreras, representante legal de la empresa neolonesa.

Video: 44LAB
Video: 44LAB

El Ayuntamiento de Zapopan se escuda en la suspensión que dictó el magistrado del Tribunal Administrativo del Estado (TAE) Alberto Barban Gómez a la licitación pública para la concesión del servicio de alumbrado para desobedecer medidas cautelares a favor de NL Technologies, señalaron los dos abogados de la empresa.

“Hay algo muy curioso: quien otorga la suspensión, Alberto Barba, titular de la sexta sala del TAE, quien en numerosas ocasiones ha sido calificado como el ‘enemigo público número uno de la ciudad’”, dijo Arturo Sandoval.