Fotografía: El Occidental
Guadalajara, Jalisco.

El Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (IPEJAL) invirtió más de 323 millones de pesos en un proyecto habitacional turístico en Santa Cruz de la Soledad, a pesar de que la empresa Santa Cruz Inmobiliaria de Chapala SA DE CV incumplió con los tiempos establecidos en el contrato del fideicomiso.

El documento estipula un periodo de seis meses para conseguir la totalidad de las tierras para construir un desarrollo integral, sin embargo, desde la firma del convenio en agosto del 2012 hasta ahora sólo se han conseguido 315 de las 450 hectáreas proyectadas.

View Fullscreen

Según consta en una tabla de integración de las tierras –entregada por transparencia bajo el expediente IPEJAL/UT/920/19–, cuando venció el plazo para contar con la totalidad de las tierras sólo se tenían las 53 hectáreas con las que se inició el proyecto, mismas que fueron aportadas por la empresa.

La entrega de tierras no es el único plazo con el que ha incumplido Santa Cruz Inmobiliaria; en la Cláusula Octava del fideicomiso se puntualiza que una vez firmado el contrato, tendrá un año para obtener el 100% de los estudios de impacto ambiental, permisos y licencias de urbanización.

El Instituto de Pensiones entregó a través de la respuesta de transparencia con  expediente IPEJAL/UT/980/19  el Dictamen de Trazo, Usos y Destinos Específicos proporcionado por la dirección de Planeación y Desarrollo Urbano para  realizar “obra nueva” y certificar la utilización del suelo y las normas de control, mismo que fue entregado hace un año.

View Fullscreen

No obstante, señalan áreas de conservación ecológica, áreas de restricción por paso de instalación de agua potable y áreas de restricción por paso de instalación de electricidad en partes del predio.

Es preciso decir que hace cuatro años el fideicomiso Santa Cruz debió extinguirse, por  los incumplimientos de la empresa Santa Cruz Inmobiliaria de Chapala.

Toda vez que en la Cláusula Décimo Tercera del Contrato Fideicomiso se indica que a los tres años de haberse firmado el documento, la empresa tenía que contar con la totalidad de los permisos para iniciar la obra; haber iniciado la construcción de vialidades principales y presentar un avance físico del 30% del campo y club de golf, no obstante, no se cumplió ninguno de estos puntos.

“La empresa y el IPEJAL determinarán conjuntamente mediante la evaluación de un calendario de obra y revisión física el avance anteriormente mencionado. En caso de que la empresa no cumpliera con los avances establecidos en la presente cláusula, sin necesidad de acuerdo del Comité Técnico, se procederá a liquidar el fideicomiso, quedando a favor del IPEJAL la totalidad del predio con todas las mejoras realizadas y lo construido”.

Pese a esto, el Instituto de Pensiones no realizó en su momento las acciones pertinentes para finiquitar el fideicomiso”, según se precisa en su respuesta a la solicitud de información con expediente IPEAJL/UT/980/19. “Actualmente no se están ejecutando acciones” –señala–, por lo que se volvió a insistir el porqué de tal omisión, a lo que indicaron que “no ha ejecutado acciones jurídicas porque no es competencia del instituto”, según se advierte en el expediente IPEJAL/UT/1083/19.

View Fullscreen
View Fullscreen

Es preciso señalar que, cuando debía tomarse medidas para que el Ipejal obtuviera las tierras, el Comité Técnico del fideicomiso era encabezado por Fidel Armando Ramírez Casillas, entonces director del Instituto de Pensiones del Estado, mientras que el delegado supervisor técnico era Salvador Méndez Carrillo y el delegado Supervisor Administrativo era Octavio Camarillo Alfaro. Lo anterior se informó en la solicitud de información bajo expediente IPEJAL/UT/1008/19.

View Fullscreen

Cabe destacar que Fidel Armando Ramírez Casillas fue vinculado a proceso junto con Salvador Méndez Carrillo en agosto pasado, por su presunta responsabilidad en el quebranto de 3.1 millones de pesos al Instituto de Pensiones.