Fotografía: AFP
Atenas, Grecia.

Un incendio que logró ser “controlado” se declaró el domingo por la noche en el centro de acogida y de identificación de solicitantes de asilo en la isla griega de Samos, informaron una fuente policial y bomberos.

“El fuego está controlado pero dos o tres contenedores (en los que se alojan migrantes) quedaron destruidos sin causar heridos”, indicó la fuente policial.

Según la oficina de prensa de los bomberos, “tres contenedores fueron evacuados por precaución cuando se declaró el incendio”.

“Los bomberos están en el lugar, no hay riesgo de que el fuego se extienda”, indicó una responsable del servicio de prensa de los bomberos a la AFP.

Este fuego, que se declaró el domingo hacia las 20H30 hora local, se produce diez días después de los dos gigantescos incendios que destruyeron el gran campo de Moria en la isla de Lesbos, conocido por su hacinamiento y sus sórdidas condiciones de vida.

Al igual que el de Moria, el centro de Samos es uno de los cinco campos de este tipo implementados durante la crisis migratoria de 2015 en cinco islas griegas del mar Egeo para frenar el número de migrantes que llegan desde la vecina Turquía.

Las condiciones de vida en este campo, donde hay unas 6.000 personas –cuando su capacidad inicial era para 650– son igualmente muy difíciles.

Los campamentos de solicitantes de asilo en Grecia están confinados desde mediados de marzo debido al covid-19. Una situación que hizo subir la tensión en los centros superpoblados de las islas donde el número de casos de nuevo coronavirus era de unas decenas hasta principios de septiembre.

En el campo de Samos se han detectado hasta ahora 21 casos de covid-19, según las autoridades.