Fotografía: Mark Wilson - AFP
Wilmington, Estados Unidos.

El huracán Florence se abatió con fuerza este viernes tras tocar tierra en la costa atlántica de Estados Unidos con vientos de 150 km/h y lluvias torrenciales que amenazan con provocar “inundaciones catastróficas”, según las autoridades.

Diseño: AFP

“El huracán Florence tocó tierra cerca de Wrightsville Beach, en Carolina del Norte, a las 07:15 (11H15 GMT) con vientos máximos sostenidos de 150 km7h”, señaló en un tuit el Centro Nacional de Huracanes (NHC), organismo con sede en Miami.

El impacto del huracán fue precedido por violentas ráfagas de viento que comenzaron a azotar la zona desde las 05:00 locales (09H00 GMT), proyectando además trombas de agua en todos los sentidos, que provocaron la voladura de escombros y señales de tránsito.

La ciudad portuaria de Wilmington, en Carolina del Norte, se despertó con el sonido de varias detonaciones, posiblemente de transformadores eléctricos que explotaron, según indicó un periodista de la AFP en el lugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El huracán continúa siendo muy peligroso pese a haberse degradado a categoría 1 en la escala Saffir-Simpson que llega hasta 5, advirtió el NHC.

La tormenta provocará este viernes marejadas peligrosas y continuarán los vientos huracanados a lo largo de la costa de las Carolinas, donde se esperan grandes inundaciones, de acuerdo al reporte.

Brock Long, director de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), ha advertido a la población de tomarse al ciclón seriamente pese a que se degradó de categoría.

En Carolina del Norte unos 150 mil hogares se encontraban sin energía eléctrica, según el servicio local de emergencias.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here