Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Han pasado 10 días del paso de la tormenta tropical “Hernán” que dejó inundaciones en siete municipios de la Costa Sur de Jalisco y en Melaque y Cihuatlán aún se observan los daños en hoteles, en las viviendas y en las calles.

Las huellas saltan a la vista. En Melaque, los hoteleros y pobladores siguen sacando lodo mezclado con colchones, refrigeradores, muebles, trastes de cocina y lavadoras.

Hay calles con agua estancada y basura, por donde no se puede transitar, ni en auto ni a pie. El personal de Protección Civil del Estado no se da abasto.

En Cihuatlán, un camión de pasajeros y una camioneta pick-up siguen cubiertos de tierra, por el alud que bajó del cerro en la cabecera municipal, donde diversas calles lucen montañas de tierra.

Un caso de la desesperación que sienten los hoteleros en Melaque lo vive Luz Elena Pérez, propietaria de los Bungalows “Costalegre”, donde diez cuartos tuvieron daño total, al llegar el agua a un nivel de 1 metro y medio.

Ella pide que se escuche a quienes sufrieron inundaciones, ya que además de la gran cantidad de lluvia que cayó, la tragedia que sufren la atribuyen a decisiones erróneas del Ayuntamiento de Cihuatlán y al gobierno de Jalisco, ya que se construyó una presa aguas arriba de Melaque y eso agravó las afectaciones, incluso por encima del paso de huracanes como “Jova”, en 2010 y “Patricia” en 2015.

“En 20 años nunca nos pasó nada y de diez años para acá desde la inundación de “Jova”, llevamos tres con esta; pero esta es la peor. La de “Jova” y está son las más altas. Esta vez el agua llegó a metro y medio”, relató.

Hay otros factores que influyeron en la ola de daños, como son las obras irregulares que realiza un hotel para ampliarse, que esta vez generaron la inundación en Villa Obregón.

“En Villa Obregón y todo lo que se inunda es porque el señor del hotel ‘El Tule’, está rellenando la laguna, Esta agarre y agarre pedazos, para hacer grande su hotel y está haciendo más chiquita le laguna, eso es lo que inundó Villa Obregón”, precisó.

Las pérdidas económicas son cuantiosas. En los Bungalows “Costalegre” se perdieron 21 colchones, diez refrigeradores, dos lavadoras y las albercas se cubrieron de lodo.

“Fíjese como ahora son 21 colchones. En “Jova” también fueron 21. Todos los de la parte de abajo. No nos dio tiempo de nada, porque nadie avisó nada. Decían que el canal ya lo habían arreglado, porque estuvo una compañía aquí que lo hizo más profundo y más amplio, y de nada sirvió. Se confiaron los de Protección Civil que iba a ser eficiente, pero no fue eficiente”, explicó.

Luz Elena Pérez solicitó que la Secretaría de Turismo estatal apoye a los prestadores de servicios turísticos en Melaque, ya que a los pobladores sí se les repone el menaje de casa, pero a ellos no se les incluye en la entrega de apoyos.

“(La Secretaría de) Turismo nunca nos ha dado ni un peso para un colchón. Nunca. Ni un bote de pintura siquiera. Cuando el paso de “Jova” tuvimos pérdidas de 21 colchones. ¿Y sabe usted que a los meses me entregaron $10 mil pesos?, sí $10 mil pesos. Fue nada”, expresó.

Los hoteleros de Melaque han tenido que cancelar la llegada de camiones de turistas provenientes de Guadalajara, Aguascalientes y León, Guanajuato, pues aún no están listos para recibir a los visitantes.

Ahora, como relató la señora Luz Elena, a los hoteleros les tocará pedir préstamos para reponer las pérdidas y apresurarse para estar listos y poder recibir a los jubilados de Estados Unidos y Canadá que llegan a las playas de la Costa Sur de Jalisco a pasar el invierno y se hospedan por temporadas de entre tres y cinco meses, en promedio.

En el municipio de Cihuatlán se contabilizan 250 viviendas con pérdidas de menaje. Además, hubo afectaciones en ocho escuelas de educación básica.

Jalisco ya emitió la declaratoria de emergencia estatal y la Coordinación Nacional de Protección Civil hizo lo propio, para recibir recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) en los municipios de Cihuatlán, La Huerta, Cuautitlán, Casimiro Castillo, Villa Purificación, Cabo Corrientes y Tomatlán.

Para tener una referencia de la cantidad de agua que cayó los días 27 y 28 de agosto pasado, el huracán “Jova”, en 2010, dejó 350 litros de agua por metro cuadrado y la tormenta “Hernán”, generó 475 litros de agua por metro cuadrado.

Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega

Reportero en Canal 44
28 años como periodista, en medios escrito, radiofónico y televisivo. 17 de ellos en Radio UdeG, con amplia experiencia en temas como: Movilidad, educación, trabajo y desarrollo urbano, pero además en cobertura en temas de política y administraciones tanto municipales como estatales. Becario de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), en periodismo educativo en 2006.
Ignacio Pérez Vega